Seguimos recorriendo sudamérica: en agosto estuvimos en Argentina y Chile, y en los primeros días de noviembre se armó tremendo Bardo en Perú.

Del jueves 9 al domingo 12 de noviembre se desarrolló en el centro comercial Plaza Norte de la ciudad de Lima la feria “Perú con Ciencia 2017”, la feria científica más grande de Perú, organizada por el consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (CONCYTEC). El evento contó con la presentación de las últimas innovaciones tecnológicas y científicas desarrolladas en el Perú, la presentación a nivel nacional de los mejores proyectos desarrollados por escolares en el marco del concurso “Eureka” y charlas y presentaciones entre las que se encontró Bardo Científico.

Cuatro de los integrantes del grupo, Gonzalo, Soledad, Andrés y Agustín, despegaron del aeropuerto de Carrasco el viernes 10 a las madrugada y a las 8:30 hora peruana aterrizaron en Lima. Poco antes del mediodía ya se encontraban en el acto inaugural entre el vicepresidente de la república, el viceministro de Educación y la presidenta del CONCYTEC entre otras autoridades, expositores y los medios.

En la noche del sábado 11 los cuatro enviados de Bardo Científico hicieron el primer show con un éxito rotundo. Alrededor de 300 personas disfrutaron del espectáculo, pero no les resultó suficiente; inmediatamente después del espectáculo decenas de interesados se acercaron a saludar, a preguntar, a sacar selfies y a buscar contagiarse de esta experiencia increíble que es compartir la ciencia a través del monólogo científico. Ayudados por el éxito de la primera función y el boca a boca, el domingo 12 a la noche, se llenó el auditorio de plaza norte. Fueron 400 personas, de todas las edades y áreas imaginables tan entusiasmadas como las de la primera función.

 

La misión de Bardo a Perú llevó estrenos. Entre los temas tratados estuvieron la  IoT (“Internet of Things” o Internet de las Cosas), la complejidad y necesidad del calendario y la facilidad con la que se puede realizar una reacción de combustión, o sea,  prender fuego todo. Tampoco faltaron los  clásicos como el monólogo del agua de Soledad, el de la evolución de Gonzalo y el de cómo funcionan los procesadores de Andrés. Y también las mujeres científicas estuvieron presentes, concretamente el monólogo de Agustín sobre Rosalind Franklin y el de Soledad sobre Lise Meitner.

Queremos agradecer a: CONCYTEC por invitarnos a este maravilloso evento y especialmente a la organización que hizo la gestión y nos recibió de brazos abiertos y a todas las personas que conocimos.

Esperamos haber dejado una saludable dosis de contagio de nuestra pasión por la divulgación científica para sembrar una semilla de monologuistas en tierras peruanas.

¡HASTA PRONTO!

¿Querés compartir la nota?
5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *